Ni la prensa especializada, ni los jugadores, ni los inversores, ni los políticos. Nadie parece interesarse por el desarrollo de videojuegos dentro de nuestras fronteras. La incipiente industria del videojuego española apenas tiene presencia en los medios, ni despierta el interés de los inversores. España siempre llega tarde, o simplemente no llega. Una industria que ya mueve más dinero que la industria del cine debería ser un sector a fomentar y en el cual invertir. ¿Por qué se muestra tan poco interés por los profesionales del videojuego en España?

A todos se nos ocurren varios factores, que nos hacen ver la cruda realidad: España es empresarialmente un país retrógrado y acomodado, donde campan a sus anchas los artistas de la especulación y el pelotazo, del dinero rápido y a otra cosa. No es de extrañar pues que el urbanismo lleve unos años de moda y todo el mundo lo aplauda. ¿Pero qué pasará cuando la fiebre del ladrillo se agote? La economía se irá al traste, directamente.

En vez de fomentar el crecimiento del empleo cualificado en diferentes áreas, los políticos se felicitan de lo bien que va la economía. Está muy bien que lo hagan, pero cada vez más nos damos cuenta que parecen mirar mucho el pasado y el presente, pero muy poco el futuro. La construcción no puede (ni debe) liderar el desarrollo económico de un Estado.

Mientras tanto, la industria del videojuego en otros países adquiere cada vez mayor relevancia. A pesar de la crisis del sector en Inglaterra, la industria allí sigue creciendo, ayudada además por el gobierno británico, muy consciente de los puestos de trabajo cualificado que proporciona, y tanto o más importante, los ingresos que genera. En Francia también se están dando pasos importantes para apoyar a los desarrolladores de videojuegos. Y es que, como dice Daniel Sánchez-Crespo en alguna charla, «exportar mola». No le falta razón al líder de Novarama. Hacer un videojuego y venderlo internacionalmente reporta beneficios a la compañía, pero también al país donde se ubica.

Por otro lado, mucho más grave si cabe, está el nulo interés que despiertan los juegos españoles en los propios jugadores. En foros o revistas, vemos cómo los jugadores españoles desconfían de los productos de aquí, o aún peor y más frecuente, no tienen ni idea de los videojuegos realizados en España.

No sé muy bien a qué se debe este desinterés, pero no creo equivocarme si apunto directamente a la prensa especializada. En muchas ocasiones, ni siquiera mencionan el origen español de un juego al hacer un análisis. Además, entre las numerosas noticias insulsas que suelen publicar en las secciones a tal efecto, no es raro encontrar futuros planes de compañías extranjeras, imágenes de juegos, compras y ventas de estudios… Debo ser bastante raro, pero me importa más bien poco lo que haga una empresa canadiense, por ejemplo. No estaría mal que se ocuparan de temas más interesantes, como por ejemplo, próximos lanzamientos de juegos, imágenes o entrevistas de compañías o indies hispanos. No hace falta que cojan un avión a Inglaterra, Alemania o EEUU cada vez que quieran hacer una entrevista. Aquí tenemos estudios que han demostrado sobradamente su profesionalidad. ¡Qué menos que un poco de atención!

Sobre la prensa no especializada… bueno, mejor lo dejamos así.

17 Replies to “¿A quién le importa?”

  1. Es un tema interesante, pero diría que el problema es más global y no atañe exclusivamente a España. Es mas podría plantear mi humilde idea es que es talmente es un problema común a todo los países habla hispana, claro es mucho mas agravante el caso del gobierno español por cuanto muchas reformas que pudieran hacerse en España podrían ser imitadas por los demás países.

    Pero también se puede decir que problema no es tan complejo en el caso Español por cuanto pueden adquirir el software necesario para el desarrollo y producción de video juegos a precios relativamente competitivos, es mas pueden adquirir software/hardware lúdico a muy bajo precio (claro si se pudiera comprar con el resto del mundo hispánico). Simplemente con un pequeño impuso del Gobierno Español la industria de los vide juegos Españoles florecería rápidamente y el resto de países tendría un importante ejemplo as seguir.

    La promoción de desarrollo del software/hardware Lúdico es un rubro importante y refleja el grado de desarrollo tecnológico de un país, por tanto el gobierno Español como otros gobiernos deberían tomar conciencia y promover su desarrollo.

  2. hanagomi tienes mucha razón. Hablo de España porque es el mercado que más conozco, pero si aquí las cosas están como están, no me quiero ni imaginar el resto de países hispanos.

    Es cierto que el Gobierno Español debería impulsar la industria. Solo hace falta eso, un pequeño impulso para quien empieza. Igualmente gobiernos latinoamericanos deberían ver en los videojuegos un sector a fomentar, ya que sería un gran generador de riqueza para el país y por supuesto la creación de numerosos puestos de trabajo especializado.

  3. Yo no lo habría dicho mejor.

    Aquí todavía vivimos en la época de pepe piscinas, y todo lo que viene de fuera es mejor para todos los españoles. Siempre hemos despreciado lo que tenemos, y eso lo hacen todos los sectores. Cuando pete la burbuja esto va a ser un caos…

  4. Es por eso que necesitamos a gente como la de NoticiasJuegos o la de AnaitGames, porque parece que para levantar España no podemos contar con la propia España.

    Un saludo.

  5. Hola, en primer lugar felicitarte por el artículo pero, sintiéndolo mucho, no puedo más que estar en desacuerdo con tu conclusión.

    «[…]No sé muy bien a qué se debe este desinterés, pero no creo equivocarme si apunto directamente a la prensa especializada.[…]»

    Trabajo en prensa especializada y el asunto está así (de mal) no por desinterés de la prensa, sino porque, en mi opinión, las compañías no se saben promocionar. Si tienes un nuevo producto, publicítalo, envía información, imágenes, vídeos, invita a la prensa a que te haga una entrevista, etc, etc.

    Dudo muchísimo que cualquier medio se niegue a recibir y a publicar esa información, básicamente porque el esfuerzo en publicarlo es pequeño y la información interesa.

    Los que nos dedicamos diariamente a la publicación de noticias, recurrimos en el 90-95% de las ocasiones a la prensa extranjera, por lo que si queremos informarnos de los desarrollos patrios, o nos pasamos por esta página o si no, nada. Sintiéndolo mucho, no todos tenemos el tiempo necesario como para patearnos todas las webs oficiales de las decenas de desarrolladoras que hay en España.

    Es muy sencillo lanzar culpas «genéricas», pero los problemas no se suelen resolver de esta manera. Podéis pensar lo que queráis, pero que la industria funcione en nuestro país interesa tanto a las desarrolladoras (obviamente), como a la prensa especializada, ¿o pensáis que no sería genial que Meris, Vandal, Hardgame o la que sea publicase una noticia de un producto español y que esta noticia fuese utilizada como fuente en la prensa extranjera?

    El problema real es que esta información, a día de hoy, es de difícil acceso. Por no hablar de las grandes como Pyro o Digital Legends que para enterarse de lo que hacen o lo que sacan hay que irse a la prensa extranjera para recojer la información (a mi esto me parece el colmo).

    Lo dicho, el problema es más grave que lanzar una culpa porque sí y a esperar que las cosas se solucionen solas. El problema es de todos y todos debemos movernos para que esto funcione, ya sean desarrolladoras, prensa especializada, instituciones, gobierno, etcétera.

    Nada más. Un cordial saludo a todos.

  6. Ante todo, gracias a todos por los comentarios.

    Yo: Tienes razón en casi todo. Sobre el desinterés de los jugadores, es cierto que las empresas españolas no saben promocionarse. Sin embargo, la prensa especializada española no puede basarse sólo en notas de prensa o noticias del extranjero. Si se busca un poco, se encuentra información. No soy una persona que tenga mucho tiempo libre, pero se encuentran noticias con más facilidad de lo que pudiera parecer.

    Luego está el tema de entrevistas y demás. Redactar y/o concertar una entrevista no cuesta tanto, y los desarrolladores estarían más que encantados.

    Con prensa especializada, por otra parte, me refería más a la prensa escrita tradicional, en la que la gente cobra su sueldo y debería realizar un trabajo más de investigación, de contactar con los estudios, preguntar… Sé que como dices, Meri, Vandal, Hardgame, Anait, etc… no pueden dar la cobertura que posiblemente les gustaría, y de hecho ya hacen mucho más que la prensa tradicional. Como digo, no iban por ahí los tiros.

    Lo que más duele no es la repercusión en prensa o usuarios, sino la falta de visión empresarial en el sector. Si tuvieramos 10 o 20 estudios fuertes y con juegos a nivel internacional, la atención de la prensa y usuarios estaría asegurada.

  7. Intentaré no alargarme mucho.
    Interesante y sintético artículo, felicidades.
    Tampoco es que comparta en exceso tus opiniones ni las de «yo». Actualmente no soy desarrollador de videojuegos, aunque hice mis pinitos hace décadas, ni trabajo para la prensa especializada, pero desde que a los 10 años empecé a programar en Basic-80 en un Apple ][e no he parado (Spectrum y demás 8-bits, Amiga, Apple y PCs). Además he jugado bastante y puedo afirmar que conozco bien el mercado y la evolución histórica tanto de los videojuegos como de las computadoras como herramienta base de trabajo.

    Es evidente que en los últimos años la industria del videojuego se ha convertido en un monstruo económico, superando a la del cine y a la de la música. A la par, el hardware de arquitectura abierta y los sistemas operativos asociados han ido evolucionando así como sus plataformas de desarrollo e intérpretes. De programar directamente a bajo nivel se ha pasado a programar en herramientas de desarrollo de muy alto nivel, por lo que, teóricamente, el avance y mejora debería ser notables.

    Al mismo tiempo, el desarrollo de un videojuego se ha complicado y encarecido en extremo. Recuerdo que en los años 80 (aquellos maravillosos años) con un ZX Spectrum, un par de cassettes y ganas e ingenio suficientes, podías programar casi cualquier cosa. Salía baratísimo y las oportunidades de comercializar tu producto eran altas, ya fuese creando tu «propio sello» como ofreciendo tu producto a otras desarrolladoras. Por aquel entonces (y no voy a contar nada que no se sepa) aparecieron auténticos cracks de la programación de videojuegos en España, así como empresas desarrolladoras que tuvieron gran renombre tanto dentro como fuera. Eran compañías bien valoradas, tanto por los usuarios como por la prensa, y compartían portadas de revistas con los grandes éxitos y franquicias de juegos de estudios extranjeros.

    Pero eso pasó. Ni antes ni ahora ningún gobierno español hizo lo mínimo por acercarse a una industria que claramente despuntaba (a no ser que fuera con campañas anti-pirateria) y que a todas luces se veía que, globalmente, era el futuro (me refiero a la «informática»). En el fondo no éramos más que unos tios raros (ahora se no habría llamado frikis) con unas maquinitas. Pues esas maquinitas también tenían una ventaja, eran de arquitectura cerrada (de eso se podría hablar largo y tendido), y además no existía internet. Programar para una arquitectura cerrada ayuda infinitamente a optimizar procesos, entender el entorno de trabajo y, sobretodo, a optimizar el producto final. Sin internet (y otras cosas) no cabía la posibilidad de sacar al mercado un producto mediocre e inacabado y parchearlo eternamente (hoy es el pan de cada día). Por lo tanto, había que optimizar el producto, que estaba pensado y optimizado, teóricamente, para una máquina determinada de arquitectura cerrada que ya estaba en el mercado.

    Respecto a la prensa escrita, renovarse o morir. Ahora puedo estar, casi al minuto, al día de todo, no solamente de videojuegos, cualquier campo está al alcance de todos en pocos minutos. Esta sobreinformación, combinada con la cultura del «lo quiero ya» hace que, antes de que salga al mercado un videojuego ya hayamos visto videos, comentarios, reviews, trucos, hasta el final si me apuráis. Ya estamos condicionados sin posibilidad de defensa y con la moto vendida. La máquina del márketing es muy poderosa y se crea «hype» de todo. Videojuegos de los que se habla durante uno o dos años, mientras se están desarrollando, sagas eternas que aportan poco o nada, etc. Quedamos envueltos en esa pelota que no para de girar. Y a todo esto la prensa escrita… ah sí, la prensa escrita, te muestra noticias que conoces desde hace semanas, reportajes e imágenes que ya has visto cientos de veces, etc. Su mercado se acota a medida que crece el número de conexiones a internet en los hogares españoles, por lo que supongo que han de vivir de la publicidad, de noticias de revistas online y más cosas que desconozco por completo.

    Así pues, cerremos el círculo (siempre según mi opinión, claro). Las pocas desarrolladoras españolas de nombre, Pyro, Digital, etc. prefieren «exportar» sus productos porque obtienen mayores beneficios de esta manera. Esto implica darse a conocer en los mercados a los que se dirigen, por lo que la manera de hacerlo es mediante anuncios en prensa, televisión, entrevistas, etc. A los españolitos acostumbrados a consumir «producto extranjero de calidad» les importa bien poco dónde se ha creado ese software, les basta con haber visto capturas y reviews en Gamespot, IGN o similares y lo compraran. Y allí están. Luego, si les interesa, hablarán con la prensa «especializada» de nuestro país, o pondrán publicidad y ya está. Y nuestra prensa a buscarse la vida en el extranjero. El resto de desarrolladoras hacen lo que pueden. No tienen subvenciones ni del gobierno ni de la sgae de turno (creo) y el presupuesto de las herramientas de desarrollo, royalties derivados de uso, hardware y equipo humano es altísimo comparado con lo que costaba programar algo hace pocos años (en los ochenta estaba casi regalado). No pueden permitirse, en el arranque del negocio, invertir además en grandes campañas publicitarias en prensa y tv, por lo que se dirigen a revistas online y blogs, confiando mucho en el boca a boca y en la calidad de su producto y reduciendo costes allí donde sea necesario y centrándose en una línea de producto, generalmente dirigida a una máquina en concreto. No es de extrañar que se programe bastante en España para teléfonos móviles (arquitectura «casi» cerrada), donde la inversión se reduce en todos los campos. Otro tema aparte sería el del precio del software y la pirateria que se deriva de ello.

    Aquí lo dejo, en abierto y en el aire. Es de agradecer un blog como este, lleno de respuestas constructivas y buenas maneras.

    Saludos,

    Kolo.

  8. Pingback: meneame.net
  9. Bien es cierto casi todo lo que se comenta, pero tambien lo es que la «culpa» (por llamarlo de algun modo), no es solo de la prensa, porque como ya dije yo en mi blog, llamas a muchas puertas y son pocas las que te abren. Yo aun estoy esperando como tres emails de compañias que no me han echo ni caso para hacerles una entrevista…

    un saludo!!

  10. Efectivamente, en el artículo no sólo critico a la prensa, tan solo es una parte, pero al haberla dejado para el final, parece que todo trate de ello.

    Además he dejado sin comentar el tema del pasotismo, falta de medios o inexperiencia de las compañías en cuanto a márketing, como bien habéis apuntado en algunos comentarios.

    Lo más flagrante me sigue pareciendo la falta de iniciativa empresarial, y en menor medida, la falta de apoyo de los sucesivos gobiernos al sector.

  11. No es por nada, pero yo SI echo la culpa a la prensa. Y lo dice alguien que ha estado algo en prensa.

    Hace tiempo empezamos a realizar en stratos una iniciativa que es la de mandar las noticias de videojuegos españoles a la prensa que quisiera y de las compañías que quisieran. Las compañías que quieren son pocas, pero la prensa que pone algo es menor aún…

    Y mientras, ponen noticias como «niño se encuentra una pila dentro de una game gear, y aún funciona!».

    No es sólo culpa de la prensa, pero tb.

    Ale, nas noches.

  12. Siempre me he preguntado por que razón se ha de subencionar al cine y no al desarrollador de videojuegos siempre se nos vende el cine como cultura cuando en realidad es una industr,ia que en nuestro pais viendo las cifras es bastante mediocre.
    Recuedo como bien se dice la época gloriosa del spectrum, que como se dice para programar un juego, no hacía falta más que unos casets y una tele incluso en blanco y nego, el supergráficos y un programa para programar en codigo máquina. Entonces el software español era el más valorado casas como Dinamic u Opera y programas como el Sir Fred etc, eso acabó.Hoy en día se sigue con la máxima de que inventen ellos no hay ningun tipo de apoyo, ni reportajes ni nada, se ve que hay otras cosas en las que invertir el dinero. Seguimos con el internet más caro y con unas comunicaciones tercermundistas y eso se traslada a la empresa en general y al desarrollo de los videojuegos en particular en fin nada más quizá tiempos pasados furon mejores.

Deja una respuesta